Si te levantas con el pie izquierdo, sal de casa con el derecho