Piensa el triple, haz el doble y habla la mitad