Alejarse de personas conflictivas mejora el alma y la salud