Dios concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar… Valor para cambiarlas que puedo… y sabiduría para reconocer la diferencia…