La receta del éxito lleva muchos huevos.