Dicen que un hombre debe ser como el café… bueno, fuerte y caliente…