La gente habla más mierda de la que caga.