Por esos amigos que te consuelan cuando saben que estás sufriendo