El amor es como el papel higiénico, se va acabando con cada cagada