La vida no se trata de esperar a que pase la tormenta, si no de aprender a bailar bajo la lluvia