Hijo, si me necesitas, llámame. No importa si estoy durmiendo, si tengo problemas o si hemos discutido. Yo estaré ahí. Te ama. Mamá