Ser mujer es llorar callada los dolores de la vida y sonreír en apenas un segundo