Las personas exitosas y felices constantemente crecen y aprenden. Los fracasados creen que ya lo saben todo