Puedes elegir con quien vivir pero no con quien morir.