Hay dos cosas que te definen tu paciencia y tu actitud