Podré estar gorda pero tú estas fea y amargada