Los locos a veces se curan los imbeciles nunca